Categoría: Depresión

Llanto en la depresión

¿Depresión o depresiones?

¿Cual el síntoma más frecuente en las depresiones?

NO EXISTE UNA SOLA DEPRESIÓN.

Sino varios trastornos mentales con características similares, o sea diversos tipos de depresiones, que responden a veces a diferentes tratamientos, según sea de un tipo u otro. Y que agrupamos con el nombre de Trastornos depresivos.

RASGOS COMUNES A LOS TRASTORNOS DEPRESIVOS

El rasgo común es la presencia de tres características (DSM-5, 2014)

El estado de ánimo es el tono emocional y afectivo dominante y mantenido en el tiempo que el sujeto experimenta interiormente e influye en su conducta y en la percepción de la realidad (Kaplan & Sadock, 2013). También se podría decir que es la emoción sostenida que da color a la manera en que percibimos la vida (Morrison, 2015).

​El síntoma más frecuente en la depresión es la tristeza. Sin olvidar que los periodos de tristeza son aspectos inherentes de la experiencia humana (Roca, 2015). Pero la tristeza depresiva es descri­ta con frecuencia como un sentimiento muy distinto al de la que es reactiva a una circunstancia vital, co­mo un fallecimiento o una separación afectiva. Este sentimiento se va haciendo cada vez más profundo, y si al principio provoca con frecuencia el llanto, lle­gado a un cierto punto de gravedad, esta expresión afectiva desaparece diciendo el paciente que “quisie­ra, pero no puede ya llorar”.(Álvarez, 2013)

Sensación de vacío -falta, carencia o ausencia de una cosa o persona que se hecha de menos- (RAE, 2014)

Cambios somáticos, como alteraciones del peso, del apetito, de la energía, del sueño, cansancio, dolores...

Cambios cognitivos: como pérdida de memoria, de concentración, de atención. Despistes.

Los síntomas causan malestar significativo o deterioro en lo social, laboral u otras áreas importantes del funcionamiento


TIPOS DE TRASTORNOS DEPRESIVOS

Siete tipos de trastornos depresivos según la reciente clasificación internacional DSM-5.

Trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo.

Trastorno de depresión mayor (incluye el episodio depresivo mayor).

Trastorno depresivo persistente (Distimia).

Trastorno disfórico premenstrual.

Trastorno depresivo inducido por una sustancia/medicamento.

Trastorno depresivo debido a otra afección médica.

Trastorno depresivo especificado.

Trastorno depresivo no especificado.

Lo que los diferencia

Es la duración, la presentación en el tiempo o la supuesta causa, la más frecuente es el estrés (Roca, 2015)

James Morrison (2015) los define de forma resumida:

Trastorno depresivo mayor. Personas que no han cursado con episodios maníacos o hipomaníacos, pero han padecido uno o más episodios depresivos mayores. El trastorno depresivo mayor puede ser recurrente o un episodio único.

Trastorno depresivo persistente (distimia). No existen fases de exaltación, y dura mucho más que el trastorno depresivo mayor típico. Esta variedad de depresión no suele tener gravedad suficiente para considerarse un episodio de depresión mayor (no obstante, ahora se incluye bajo este título a la depresión mayor crónica).

Trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo. El estado de ánimo de un niño se mantiene negativo entre explosiones temperamentales frecuentes e intensas.

Trastorno disfórico premenstrual. Algunos días antes de la menstruación, una mujer experimenta síntomas de depresión y ansiedad.

Trastorno depresivo debido a otra afección médica. Distintas condiciones médicas y neurológicas pueden causar síntomas depresivos; no necesitan cubrir los criterios para alguno de los trastornos mencionados

Trastorno depresivo inducido por sustancia/ medicamento. El alcohol y otras sustancias (intoxicación o abstinencia) pueden inducir síntomas depresivos; no necesitan cubrir los criterios para alguno de los trastornos mencionados.

Otro trastorno depresivo especificado o no especificado. Categorías a usar cuando paciente muestre síntomas depresivos que no cumplen los criterios para los diagnósticos depresivos previos o algún otro diagnóstico del que la depresión sea un componente.

La clasificación de depresiones endógenas y reactivas

Quedó hace tiempo desfasada y obsoleta, aunque aún hay quien la sigue usando.

Otros diferentes tipos de depresiones, según los criterios que se sigan

Sería una larga lista, solo mencionaré algunos términos, de tipos de depresiones, muy usados. A nivel popular, pero también entre muchos médicos.

  • Depresión gestacional.
  • Depresión postparto.
  • Depresión anancástica
  • Depresión obsesiva.
  • Depresión unipolar.
  • Depresión bipolar.
  • Depresión aguda.
  • Depresión crónica.
  • Depresión inhibida.
  • Depresión catatónica.
  • Depresión química.
  • Depresión estacional..
  • Depresión preparto.
  • Depresión postvacacional.
  • Depresión psicótica.
  • Depresión anaclítica. 
  • Depresión neurótica.
  • Depresión ansiosa.
  • Depresión menor.
  • Depresión subsindrómica.
  • Depresión juvenil.
  • Depresión laboral..
  • Depresión otoñal.
  • Depresión primaveral.
  • Depresión endógena.
  • Depresión reactiva.
  • Depresión hormonal.
  • Depresión hipotiroidea.
  • Depresión infantil.
  • Depresión adolescente.
  • Depresión juvenil.
  • Depresión senil.
  • Depresión hereditaria.
  • Depresión melancólica
  • Depresión postvacacional
  • Depresión navideña.

Por dan tan solo una pincelada, no se puede comparar depresiones infantiles, que se han detectado hasta en niños de tres años, que van alterar la anatomía del cerebro, por la alta vulnerabilidad que le causa el estar en desarrollo (Luby, 2015)

La depresión en el anciano es la patología psiquiátrica más frecuente en este grupo de edad, siendo una fuente relevante de discapacidad, deterioro significativo de la calidad de vida, incrementando la morbilidad y mortalidad (Alaba, 2015).

Un colega explicaba que la depresión se le entendía mejor si se le comparaba con el cáncer.

Hablar de que una persona tiene una depresión, sin más, puede ser un primer paso; pero hay que ponerle apellido, ya que cada tipo puede tener diferentes síntomas, pronóstico, tratamiento...

Cuando se le dice a un paciente que tiene cáncer, hay que decirle donde, pues no es lo mismo en la piel, en el páncreas, en la mamá, que intracraneal. La depresión igual, pongamosle apellido.

No es lo mismo un tratamiento en los inicios del cáncer que cuando está muy avanzado. E igual pasa con la depresión, en sus inicios responde más rápido, más fácilmente y la posibilidad de que no reaparezca es mayor.

Cada tipo de cáncer y cada paciente necesitarán una dosis diferente y se le tendrá que dar un tiempo concreto la quimioterapia o la radioterapia (semanas, meses...). Los pacientes con cáncer se suelen tratar todos, pero no es así en la depresión, a pesar de que los pacientes que no se tratan se cronifican el 50% (Urretavizcaya, 2008). En la depresión es sabido que solo el 70% de los pacientes se pone bien con el primer tratamiento. El resto requiere que subamos la dosis hasta el máximo o que le asociemos otro antidepresivo de diferente clase o que lo potenciemos con sustancias que no son antidepresivos (antipsicóticos, antiepilépticos, reguladores del ánimo...). De hecho la principal causa de que las depresiones se hagan crónicas, es el tratamiento con dosis inferiores a las necesarias. Igualmente las depresiones tienen que tratarse durante una serie de meses, años o de por vida, según sean los casos. No profundizo en estos temas por ser objeto de otros post futuros en profundidad.

Además de recibir los ciclos tratamiento en las fechas previstas, poco paciente con cáncer decide abandonar por su cuenta el tratamiento. Pero sin embargo, en la depresión, la causa más frecuente de abandono de tratamiento, es que el paciente decide dejarlo, pues "se ve bien"  Por supuesto que muchos de ellos no lo dejarían si se preguntaran si se encuentran tan bien como antes de caer en la depresión, si disfrutan tanto como antes, si se interesan igual por su trabajo. Son los llamados síntomas residuales, que son síntomas que quedan tras el tratamiento de la depresión, pueden llegar a presentarse en el 74% y favorecen la recaída o la recurrencia -75% a los seis meses- (Lozano, 2009)..

Y cada cierto tiempo previsto acuden a la cita puntual con su oncólogo, para evitar que vuelva a aparecer, o la presencia de metástasis. Esté interés no se dá igual cuando se trata de una depresión ni en el paciente, ni en la familia. Sin embargo a cuanto paciente con cáncer y depresión, les he escuchado en la intimidad de mi consulta -que en esos momentos es de ellos también- que consideran mayor el sufrimiento que les causa la depresión que el cáncer en sí. ¡Cuantas recaídas y recurrencias se evitarían! si los pacientes volviesen puntualmente a sus revisiones, especialmente cuando creen se "encuentran bien" Por otra parte, además del grado de sufrimiento que supone, este tipo de pato­logía constituye la primera causa de suicidio en el ser humano (Kaplan & Sadock, 2013). Y no hay que olvidar como año tras año se repite, con poca variación, que se quitan la vida un millón de personas en el mundo, pero que lo intentan 100 millones.

Algún paciente: "pero doctor ¡el cáncer se puede ver, pero la depresión no!": Es cierto que hace mucho más tiempo que se pueden ver las lesiones cancerosas, mediante ecografía, TAC, RMN...Pero también es cierto que se pueden ver las lesiones de la depresión afectando a su órgano diana: el CEREBRO, especialmente (Lozano, 2009) en ciertas zonas (hipocampo, amígdala, córtex cingulado...) cuyo daño da lugar a los diferentes síntomas de la depresión. Y se pueden ver mediante RMN funcional, PET...), me gusta compartir estos datos con mis pacientes en imágenes de google, haciéndoles participes de que lo que sufren no es algo etéreo, espiritual, aunque desde luego afecta al espíritu y viceversa. Es la maravilla de la Neurobiología de la depresión, a la que dedicaré más de un post.

Neurobiología de la depresión

Algunas de las zonas dañadas en la depresión: Hipocampo, amígdala, la corteza prefrontal ventromedial, latero-orbital, dorsolateral, cingulada anterior y el cuerpo estriado

No quiero acabar estos párrafos sobre cáncer y depresión, sin pedir disculpas a quien se pueda sentir molesto, no es esa para nada mi intención. El cáncer aún acaba con frecuencia con la vida, pero antes la depresión ha acabado con las ganas de vivir, con las ganas de poner los medios para luchar por la vida.

VIDEO OMS: "Yo tenía un perro negro"

Fuente alemarpsicologos.es "Yo tenía un perro negro" video psicoeducativo de la OMS sobre Depresión.

BIBLIOGRAFÍA

(DSM-5, 2014) Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5) (5ª ed.). Arlington, VA, USA: Asociación Americana de Psiquiatría. 2014.
(Kaplan & Sadock, 2013)Sadock B. & Sadock V. “Manual de bolsillo de Psiquiatría Clínica” Quinta edición. Edición en español. Wolters Kluwer Health España, S.A., Lippincott Williams. Barcelona 2011.
(Morrison, 2015)Morrison, J.: “DSM-5 Guía para el diagnóstico clínico” D.R. Editorial El Manual Moderno, S.A. de C.V. México, 2015
(Roca, 2015)Roca, M: Conferencia “La depresión, una enfermedad de hoy” VIII Congreso Nacional de Psiquiatría de Santiago, 2015. http://www.psiquiatria.com/depresion/la-depresion-sera-la-primera-causa-de-incapacidad-en-nuestro-entorno-en-2030/
(Álvarez, 2013)E. Álvarez Martínez, J. Pérez Blanco, V. Pérez Solá: “Trastornos del humor (afectivos)” Capítulo nº 18 del Tratado de Psiquiatría de Psiquiatría.com. INTERSALUD - Palma de Mallorca - Illes Balears, 2013.
(RAE, 2014) Real Academia Española: “Diccionario de la lengua española” 23ª edición, octubre 2014. http://www.rae.es/
(Luby, 2015) Luby JL, Belden AC, Jackson JJ, Lessov-Schlaggar CN, Harms MP, Tillman R, Botteron K, Whalen D, Barch DM :Early Childhood Depression and Alterations in the Trajectory of Gray Matter Maturation in Middle Childhood and Early Adolescence” JAMA Psychiatry del 16 de diciembre de 2015. http://archpsyc.jamanetwork.com/article.aspx?articleid=2473514
(Alaba, 2015) Alaba, J.:Depresión” en la Persona Mayor en el Blog de Matia Fundazioa, post publicado el 22 de ene. de 2015
(Urretavizcaya, 2008) Urretavizcaya M, Baca Baldomero E, Álvarez E, Bousoño M, Eguiluz I, Martín M, et al. Conceptos prácticos para la clasificación y el manejo de la depresión largo plazo. Actas Españolas de Psiquiatría 2008; 36: 1-68.
(Lozano, 2009) Lozano JA. Síntomas residuales y tratamiento de la Depresión. De próxima aparición en: “PERDIENDO EL MIEDO A LA DEPRESION. Situaciones frecuentes y complejas en el paciente con depresión en atención primaria”. SEMERGEN 2009; 32 Supl. 2: 2-5 Editorial Elsevier.
(Lozano, 2009) Lozano, JA y Manzanera R.: “Neurobiología de la depresión: Consecuencias físicas y tratamiento farmacológico”. Seminario impartido en el XXXI Congreso Nacional de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria. Zaragoza, 23 de octubre de 2009.

Depresiones recurrentes

Lo mejor que se puede hacer por una depresión recurrente es evitar que llegue a existir, tratando correctamente en dosis, tiempo y fármaco adecuado la depresión en todas sus fases (aguda, consolidación y mantenimiento).

Un mal uso de la alocución latina “Primum non nocere” (lo primero no hacer daño), atribuida a Hipócrates, favorece la recurrencia por estrategias timoratas: al infradosificar, dar poco tiempo el tratamiento o no usar los avances farmacológicos actuales.

Las cifras hablan por sí solas (2):

  • En el mundo 120 millones de personas sufren depresión.
  • Alrededor del 90% de los pacientes deprimidos sufre un deterioro moderado o grave en el ámbito laboral, doméstico y en sus relaciones o funcionamiento social.
  • En el 50% de los casos la enfermedad es incapacitante. (3)

Una intervención y un tratamiento tempranos pueden ser altamente beneficiosos para la salud física y mental (4)

  • Pero se tarda una media de diez años en diagnosticarse.
  • Y tan solo están bajo tratamiento el 25 por ciento de los depresivos que existen (2)

Parte de las llamadas depresiones recurrentes son realmente depresiones que nunca lograron su remisión total y que realmente se han cronificado y al empeorar son mal diagnosticadas de depresiones recurrentes.

  • La respuesta incompleta es frecuente y se acompaña de discapacidad persistente y de un pronóstico más desfavorable que aquellos que logran la remisión completa.(5)
  • La recurrencia de cualquier tipo de depresión es 12 veces más rápida en pacientes recuperados que quien mantienen síntomas subliminales.(6)

Los pacientes que inician un tratamiento para el trastorno depresivo mayor, esperan la remisión de los síntomas y volver a los niveles previos de funcionamiento. (7)

  • Ese es objetivo del tratamiento de la depresión, alcanzar y mantener la remisión sintomática (ausencia virtual de síntomas depresivos activos). (8)
  • Sin embargo, muchos pacientes no alcanzan la remisión con ningún tratamiento. (7)

Muchos pacientes con trastorno depresivo mayor no experimentan una mejoría clínica satisfactoria con el tratamiento inicial.

  • Menos del 30% de los pacientes logran la remisión a largo plazo con el primer intento antidepresivo. (9)
  • Según los informes, las tasas de remisión en numerosos ensayos clínicos varían dependiendo de los estudios entre un 30% y un 50%, e incluso estas tasas pueden no concordar con la práctica en el mundo real. (8).
  • El clínico, para tratar en el mejor de los casos al 70% restante (aquellos que no entran en remisión o no responden al tratamiento inicial), está obligado a elegir algún tipo de alternativa al intento fallido inicial, o una potenciación o farmacoterapia combinada, que es más común. (9)

Pero conseguir la remisión plena es solamente una parte del plan, la meta global es mantener la remisión a largo plazo (8).

  • Sin embargo, los clínicos rara vez esperan que se produzca la remisión con un solo agente en más de un puñado de pacientes. (8) (10)
  • Los índices de remisión con monoterapia antidepresiva son bastante bajos. (5)
  • Y, teniendo en cuenta que el grupo de antidepresivos más usado son los ISRS, cabría preguntarse si no será precipitado iniciar con ellos el tratamiento inicial del episodio depresivo sin barajar otros grupos con mayores porcentajes de remisiones como son los duales.

Se han desarrollado algoritmos de tratamiento de múltiples pasos para mejorar los resultados utilizando el aumento o la combinación de tratamientos y/o varios cambios a diferentes tratamientos. (8)

Por eso para encontrar un tratamiento efectivo se requieren diversos pasos secuenciales de «ensayo y error», incluyendo el cambio, el aumento, o la combinación de tratamientos.

  • El cambio debido a la falta de eficacia (fracaso en alcanzar respuesta) es muy común.
  • Las posibilidades de alcanzar una remisión disminuyen cuantos más pasos terapéuticos son necesarios. (11)

Hay estudios que han investigado el uso o la combinación de estrategias desde el principio del tratamiento.

  • Fundamentalmente para aumentar las posibilidades de remisión a través de la sinergia, de un espectro de acción más amplio o ambos. (5)

¿Qué porcentaje recurren tras un primer episodio depresivo de los que lograron la remisión? (6)

  • Tras el primer episodio recurren el 70% (de estos el 50% en los dos primeros años, especialmente entre los 4 y 6 meses).
  • Tras un segundo episodio recurren entre el 80% y el 90% (especialmente en los 3 primeros años recurren el 70-80%).

BIBLIOGRAFÍA

        (01) Dunner DL. Venlafaxina en el Tratamiento de los Síntomas no Resueltos de Depresión tras Terapia Previa Primary Psychiatry. 2007; 14 (3); 39-49
        (02)  Román E. Bajo el lema “Entre todos podemos superar la depresión” se celebra hoy 4 de Octubre el Día Europeo de la Depresión. Diario Médico 12 de octubre de 2007
        (03)  Ebmeier K, Donaghey C, Steele. Novedades y debates actuales sobre la depresión.www.intramed.net 17 enero 2007
        (04) Macdonald KJ. Primer episodio de trastornos del estado de animo: ¿qué hemos aprendido y hacia donde vamos? Proceedings Summary of the   Congress American Psychiatric Association (APA) 160ª reunión anual 2007 del 19-24 mayo en S. Diego (California).
        (05) Fava M. La polifarmacia aumenta las posibilidades de remisión. Proceedings Summary of the Congress American Psychiatric Association (APA) 160ª reunión anual 2007 del 19-24 mayo en S. Diego (California).
        (06) Vallejo J, Álvarez E, Ayuso JL, Bousoño M, Cardoner N, Fernández A, García J, Gastó C, González-Pinto A, Menchón JM, Pérez V, Roca M, Sanmartín A, Toro J, Urretavizcaya M. Consenso español sobre el tratamiento de las depresiones. Fundación Española de Psiquiatría y Salud Mental. Edita Grupo Ars XXI de Comunicación S.L. Barcelona, 2005.
        (07) Fava M. Información del estudio STAR*D: ¿están cubiertas las necesidades de nuestros pacientes?. Proceedings Summary of the Congress American Psychiatric Association (APA) 160ª reunión anual 2007 del 19-24 mayo en S. Diego (California)
        (08) Perlis RH. ¿Funcionan los antidepresivos en el mundo real? ¿para quién?. Proceedings Summary of the Congress American Psychiatric Association (APA) 160ª reunión anual 2007 del 19-24 mayo en S. Diego (California)
        (09) Schatzberg AF. Potenciación y combinación de estrategias en el tratamiento de la depresión resistente. Proceedings Summary of the Congress American Psychiatric Association (APA) 160ª reunión anual 2007 del 19-24 mayo en S. Diego (California)
        (10) Thase ME. El cambio de antidepresivos: la experiencia del STAR*D. Proceedings Summary of the Congress American Psychiatric Association (APA) 160ª reunión anual 2007 del 19-24 mayo en S. Diego (California).
        (11) Marin A. ¿Podemos mejorar la prevención del curso crónico de los trastornos del estado de ánimo? Proceedings Summary of the Congress American Psychiatric Association (APA) 160ª reunión anual 2007 del 19-24 mayo en S. Diego (California).

Hierba de San Juan y efectos secundarios graves

Hierba de San Juan 2

 

 

También denominada Hypericum perforatum L.

 

El que se le llame hierba, para mucha gente le dota de unas bondades al proceder del mundo natural, minusvalorando que su procedencia no quita que pueda ser dañina. Por ejemplo en España hay cinco setas de buena apariencia pero que son mortales y proceden de la naturaleza.

 

Se le llama así, por ser una flor silvestre amarilla, que crece alrededor del 24 de Junio, festividad de San Juan.

 

Usada desde la antigua Grecia, durante siglos para tratar la depresión.

Aún usada  en Europa, pero prohibida en Francia, Canadá, Japón, Gran Bretaña…

 

Su eficacia se debe a dos componentes, la hipericina y la hiperforina, que actuarían sobre los mensajeros del SNC. De ser de utilidad, ya habrían sido depuradas por los grandes laboratorios, sin tener que tomar el resto de la hierba, tan solo esas dos substancias y dosificadas adecuadamente, sabiéndose con que se puede y no mezclar o a quien se le puede o no administrar.

Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa de Estados Unidos nccam.nih.gov) en su web ofrece desde su página en Internet las siguientes advertencias sobre la Hierba de San Juan:

  1. No es una terapia probada para la depresión.
  2. Afecta al metabolismo de numerosos fármacos.
  3. Puede producir efectos secundarios graves.
  4. Síndrome serotoninérgico: La combinación de hierba de San Juan con ciertos antidepresivos puede conducir a un aumento potencialmente mortal de serotonina, un componente químico al que se dirigen los antidepresivos.
  5. Puede también limitar la eficacia de muchos medicamentos:

-De las píldoras anticonceptivas.

-De la digoxina (para el corazón).

-De algunos fármacos para el VIH.

-Medicamentos para el cáncer, entre otros.

  1. Agravar la depresión: Si la depresión no se trata de forma adecuada, se puede volver más grave.

-Puede retrasar que se consulte a un especialista, ante la leve mejoría.

-Y que la recaída sea peor o se haga crónica.

  1. Suicidio En algunos casos, podría estar asociada con el suicidio.
  2. Evitar en mujeres embarazadas, lactantes o niños. Existe poca información sobre la seguridad.
  3. Agravar Trastorno Bipolar: en el que puede desencadenar una fase de euforia.

 

BIBLIOGRAFÍA:

  1. http://www.infosalus.com/asistencia/noticia-hierba-san-juan-depresion-20141012092933.html. Escrito el 12 de octubre de 2010.
  1. http://surgery.med.nyu.edu/content?ChunkIID=125862
    1. Aporta una extensa bibliografía, para el que dese profundizar.
  2. http://www.anm.org.ve/FTPANM/online/Gaceta%202004%20enero%20-%20marzo/01.%20Avil%E1n%20JM%20(1-2).pdf
    1. J.M. Avilán Rovira “¿Medicamentos “naturales” o convencionales?”
    2. Gac Méd Caracas 2004;112(1):1-2
  3. http://ecaths1.s3.amazonaws.com/plantastoxicas/PLANTAS.TOXICAS.DE.INTERES.VETERINARIO..373942956.pdf
    1. [LIBRO] Plantas tóxicas de interés veterinario
    2. D Villar, JJO Díaz – 2006 – ecaths1.s3.amazonaws.com
  4. http://www.plantas-medicinais.com/revista/pdf/RDF1_1_HIPERICO.pdf
    1. El hipérico en el control de la depresión.
    2. Esmeralda Buendia Sánchez.
Llanto en la depresión
¿Depresión o depresiones?

INDICENO EXISTE UNA SOLA DEPRESIÓN.RASGOS COMUNES A LOS TRASTORNOS DEPRESIVOSTIPOS DE TRASTORNOS DEPRESIVOSSiete tipos de …

TOC rumiación obsesiva
(TOC) Trastorno Obsesivo Compulsivo

​Para mi hablar de la obsesividad (TOC) es hablar de una vieja enemiga a batir.A la que me encuentro cada día enfrente …

Trabajo Remoto Consulta Sevilla
Trabajo remoto: ¿cómo organizar eficazmente a los equipos virtuales?

El modelo de trabajo remoto permite a las compañías reducir costos a través del ensamble de equipos virtuales. Las distancias …