Categoría: Psiquiatría niños y adolescentes

La gravedad del maltrato infantil: sea abandono o abuso (físico, emocional o sexual).

Las experiencias de los niños se definen a través los vínculos que mantienen con sus padres, maestros y personas a cargo de cuidarlos. Las relaciones saludables atenúan las experiencias adversas en la niñez y son fundamentales para garantizar el bienestar físico y emocional a largo plazo.

El maltrato infantil puede dividirse en cuatro categorías:

  • Abandono: ausencia de cobertura de las necesidades físicas y emocionales básicas de un niño (vivienda, comida, vestimenta, educación y atención médica).
  • Abuso emocional: comportamientos que menoscaban la autoestima y el bienestar emocional del infante a través del rechazo, las burlas, amenazas, negación de afecto, insultos, etc.
  • Abuso físico: el uso de fuerza física para dañar a una criatura (golpes, patadas, sacudidas, quemaduras, etc.).
  • Abuso sexual: involucra hacer partícipe a un niño en un acto sexual. Incluye caricias indebidas, penetración y exposición a otras actividades sexuales.

Las consecuencias del abuso infantil son graves tanto física como emocionalmente. Su impacto en la psiquis es tan dañina que puede conducir a la depresión, el retraimiento, los pensamientos suicidas o el ejercicio de hábitos violentos. En el caso de los jóvenes puede aparecer el consumo de alcohol, drogadicción, intentos de fuga o réplicas del abuso.

El maltrato causa niveles de estrés que pueden interrumpir el desarrollo cerebral a edad temprana y el estrés crónico grave puede dañar el desarrollo de los sistemas nervioso e inmunitario. Como resultado, los niños que son víctimas de abusos o abandono están sometidos a riesgos mayores de sufrir problemas de salud durante la  adultez. Entre ellos, se incluyen el alcoholismo, tabaquismo, depresión, abuso de drogas, trastornos alimentarios, obesidad, comportamientos sexuales de alto riesgo, ciertas afecciones crónicas y suicidio.

El maltrato al menor es un problema serio. Frente a la sospecha de maltratos o negligencia, es importante pedir intervención policial o contactarse con la agencia local para el bienestar infantil.

Los peligros del abuso sexual

Se trata de uno de los tipos de abuso más difícil de ser detectados, dado que es más secreto que el maltrato físico. Con frecuencia, los niños temen hablar del tema y muchos casos pasan inadvertidos sin ser denunciados. Los abusadores generalmente son hombres que tienden a conocer al joven, violando su confianza. Este es uno de los motivos por los cuales el abuso sexual es aún más destructor para la psiquis de la víctima.

El abuso sexual de menores ocurre en todas las clases socioeconómicas. Vale destacar que sus síntomas son similares a los síntomas que se observan en la depresión o en los casos de ansiedad severa, y pueden abarcar trastornos alimentarios, intestinales, migrañas, problemas para dormir, dolores de estómago, síntomas genitales o rectales.

Ante la sospecha de que un niño ha sido abusado sexualmente, éste debe ser examinado lo más pronto posible por un profesional médico capacitado. La mayoría de los pediatras, médicos de familia y profesionales que trabajan en los servicios de emergencias están entrenados para examinar estos casos. Todos los niños que hayan sido abusados y traumatizados sexualmente en cualquier forma deben recibir asesoría en salud mental.

Es necesario que los padres y los educadores se comprometan con la prevención, enseñando a los más pequeños a no mantener secretos y a diferenciar entre las caricias “buenas” y “malas”. Los adolescentes también necesitan apoyo y educación dirigida a los mecanismos para evitar los casos de violación. La supervisión y vigilancia constante por parte de los adultos es esencial para prevenir todas las formas de maltrato infantil.

Fuentes:

http://www.cdc.gov/Spanish/especialesCDC/MesAbusoInfantil/

http://kidshealth.org/parent/en_espanol/seguridad/child_abuse_esp.html

http://www.diariomedico.com/2015/02/02/area-profesional/entorno/maltrato-infantil-propicia-depresion-edad-adulta

https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/007224.htm

 

Video sobre maltrato físico y psíquico:

Fuente: https://youtu.be/BRCD-z8wBxw (Video de Rosanna Puigcerver Noverjes)

Video sobre maltrato físico, psíquico sexual:

Fuente: https://youtu.be/SkXtAgZXDV8  (Documental de Wilmer Abril)

 

 

 

 

 

Hierba de San Juan y efectos secundarios graves

Hierba de San Juan 2

 

 

También denominada Hypericum perforatum L.

 

El que se le llame hierba, para mucha gente le dota de unas bondades al proceder del mundo natural, minusvalorando que su procedencia no quita que pueda ser dañina. Por ejemplo en España hay cinco setas de buena apariencia pero que son mortales y proceden de la naturaleza.

 

Se le llama así, por ser una flor silvestre amarilla, que crece alrededor del 24 de Junio, festividad de San Juan.

 

Usada desde la antigua Grecia, durante siglos para tratar la depresión.

Aún usada  en Europa, pero prohibida en Francia, Canadá, Japón, Gran Bretaña…

 

Su eficacia se debe a dos componentes, la hipericina y la hiperforina, que actuarían sobre los mensajeros del SNC. De ser de utilidad, ya habrían sido depuradas por los grandes laboratorios, sin tener que tomar el resto de la hierba, tan solo esas dos substancias y dosificadas adecuadamente, sabiéndose con que se puede y no mezclar o a quien se le puede o no administrar.

Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa de Estados Unidos nccam.nih.gov) en su web ofrece desde su página en Internet las siguientes advertencias sobre la Hierba de San Juan:

  1. No es una terapia probada para la depresión.
  2. Afecta al metabolismo de numerosos fármacos.
  3. Puede producir efectos secundarios graves.
  4. Síndrome serotoninérgico: La combinación de hierba de San Juan con ciertos antidepresivos puede conducir a un aumento potencialmente mortal de serotonina, un componente químico al que se dirigen los antidepresivos.
  5. Puede también limitar la eficacia de muchos medicamentos:

-De las píldoras anticonceptivas.

-De la digoxina (para el corazón).

-De algunos fármacos para el VIH.

-Medicamentos para el cáncer, entre otros.

  1. Agravar la depresión: Si la depresión no se trata de forma adecuada, se puede volver más grave.

-Puede retrasar que se consulte a un especialista, ante la leve mejoría.

-Y que la recaída sea peor o se haga crónica.

  1. Suicidio En algunos casos, podría estar asociada con el suicidio.
  2. Evitar en mujeres embarazadas, lactantes o niños. Existe poca información sobre la seguridad.
  3. Agravar Trastorno Bipolar: en el que puede desencadenar una fase de euforia.

 

BIBLIOGRAFÍA:

  1. http://www.infosalus.com/asistencia/noticia-hierba-san-juan-depresion-20141012092933.html. Escrito el 12 de octubre de 2010.
  1. http://surgery.med.nyu.edu/content?ChunkIID=125862
    1. Aporta una extensa bibliografía, para el que dese profundizar.
  2. http://www.anm.org.ve/FTPANM/online/Gaceta%202004%20enero%20-%20marzo/01.%20Avil%E1n%20JM%20(1-2).pdf
    1. J.M. Avilán Rovira “¿Medicamentos “naturales” o convencionales?”
    2. Gac Méd Caracas 2004;112(1):1-2
  3. http://ecaths1.s3.amazonaws.com/plantastoxicas/PLANTAS.TOXICAS.DE.INTERES.VETERINARIO..373942956.pdf
    1. [LIBRO] Plantas tóxicas de interés veterinario
    2. D Villar, JJO Díaz – 2006 – ecaths1.s3.amazonaws.com
  4. http://www.plantas-medicinais.com/revista/pdf/RDF1_1_HIPERICO.pdf
    1. El hipérico en el control de la depresión.
    2. Esmeralda Buendia Sánchez.
Depresión infantojuvenil

Depresión, TOC…en niños pequeños pero con grandes problemas

Niños desde los 3 años se les detecta ansiedad

Ansiedad que les genera enfermedades alimenticias y alopecia (caída de pelo superior a lo habitual).

En la etapa escolar las edades más frecuentes de ansiedad están entre los 7 y 9 años de edad.

TOC, Trastorno obsesivo compulsivos, desde los 3 años

Niños con 3 años que se lavan las manos compulsivamente de 10-12 veces al día

Niños de 7-12 años que sufren con frecuencia obsesividad, que han iniciado una ansiedad temprana con 4 o 5 años y que acabará desarrollando sus rituales.

Más ansiedad y depresión asociados a otros factores

  • …Hay niños que se les ha detectado a muy corta edad ansiedad que les genera a su vez enfermedades alimenticias y alopecia, es decir se les empieza a caer el pelo; hablamos de niños desde tres años de edad.
  • La edad más frecuente de ansiedad en los niños es la edad escolar, entre los 7, 8 y 9 años, pero tenemos niños ya desde chiquitos que empiezan a padecer la ansiedad; que empiezan a tener problemas de alimentación, trastornos obsesivos y conductas suicidas.
  • Incluso niños de tres años que se lavan las manos de manera compulsiva de 10 a 12 veces al día; y casos muy frecuentes de obsesión en niños de 7 a 12 años, en edad escolar, que inician con un cuadro de ansiedad en etapa temprana, digamos desde sus 4 ó 5 años y empiezan a evolucionar hasta llegar al ritual de obsesión.
  • “Los niños que suelen presentar cuadros de depresión y ansiedad son aquellos que son más preocupones, ansiosos, tienden a replegarse en sí mismos, es decir hay factores personales, ambientales, familiares y sociales que pueden provocar que un niño o una niña tengan síntomas de depresión y los males que esta genera”.
  • Factores que ayudan a prevenir:
    • Deporte: llevarlos 2 o 3 veces por semana a hacer deporte. Mejor de equipo.
    • Jugar con ellos: incluso juegos de mesa, si el tiempo nopermite otra cosa.
    • Hablar con ellos.
    • Ayudarles a que cuenten su día…

 

Aumentan casos de depresión infantil

El niño deprimido se repliega en sí mismo, se aísla y deja de comer.

El Occidental (8 de julio de 2013) Cristela Gutiérrez Jiménez http://www.oem.com.mx/eloccidental/notas/n3045526.htm La depresión fue por muchos años considerada una enfermedad de adultos, pero en la última década ha ampliado su fuerza y ahora afecta a un nuevo sector social; niños y adolescentes menores de 15 años son las nuevas víctimas, y en la mayoría de las entidades, tal es el caso de Jalisco, el Sector Salud no cuenta ni con la cantidad de especialistas necesarios para atenderlos ni mucho menos con las áreas hospitalarias necesarias. Según datos del único Hospital Psiquiátrico Infantil “Rubén N. Navarro” que es público en el país, ubicado en la Ciudad de México, en la última década se registra un incremento de 30% al año en los casos de depresión infantil, misma que genera -entre otros trastornos- el intento de suicidio, casos que también van en aumento. Según números del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) indican que, en México, los adolescentes representan el grupo de edad más vulnerable para el suicidio y se ha incrementado en la última década en un 42%. Las causas: problemas familiares y escolares, depresión, ansiedad, daño neurológico en etapas tempranas, así como el consumo de sustancias adictivas. Jalisco es parte de este desolador panorama, pues sólo en el viejo Hospital Civil de Guadalajara se atienden en promedio 860 casos al año de menores de 15 años que padecen problemas de depresión y ansiedad; a éstos habrá que sumarles los casos de atención por intento de suicidio, y los de maltrato escolar que se han disparado significativamente, pues en 2010 se atendieron 40 casos, para 2011 más de 80, y en 2013 ya se superaban los 100 casos al año por bullying. PEQUEÑOS PERO CON GRANDES PROBLEMAS “Hay niños que hemos detectado a muy corta edad con ansiedad que les genera a su vez enfermedades alimenticias y alopecia, es decir se les empieza a caer el pelo; hablamos de niños desde tres años de edad. La edad más frecuente de ansiedad en los niños es la edad escolar, entre los 7, 8 y 9 años, pero tenemos niños ya desde chiquitos que empiezan a padecer la ansiedad; que empiezan a tener problemas de alimentación, trastornos obsesivos y conductas suicidas”, explicó el especialista en paidopsiquiatría del Hospital Civil, Miguel Ángel Flores Tinajero. Lo que ha llamado la atención del especialista “es que comenzamos a ver casos en más pequeños, no creo que los problemas alimenticios en la infancia sean por estética; te puedo hablar de que una vez un pediatra gastroenterólogo me mandó a un bebé de ocho meses porque no había forma de hacerlo comer, no le encontraban problemas médicos o pediátricos, y yo le encontré al bebé un problema de depresión, él bebé dejó de comer porque la mamá insistía en darle de comer forzadamente y generó en el niño como una conducta evitativa… En otro caso, una niña de tres años que se lavaba las manos de manera compulsiva de 10 a 12 veces al día; y tenemos casos muy frecuentes de obsesión en niños de 7 a 12 años, en edad escolar, que inician con un cuadro de ansiedad en etapa temprana, digamos desde sus 4 ó 5 años y empiezan a evolucionar hasta llegar al ritual de obsesión”. Para que se generen este tipo de conductas que se presentan ya con más frecuencia en los menores, influyen varios factores. “Los niños que suelen presentar cuadros de depresión y ansiedad son aquellos que son más preocupones, ansiosos, tienden a replegarse en sí mismos, es decir hay factores personales, ambientales, familiares y sociales que pueden provocar que un niño o una niña tengan síntomas de depresión y los males que esta genera”, dijo el especialista. Las enfermedades mentales y emocionales son en muchos casos factores muy importantes. “La que atendemos ahora es una niña de 11 años que tiene una enfermedad mental, y tiene un brote psicótico, es una voz que le dice que no coma; en este contexto, digamos que hay niños que dejan de comer porque tienen algún problema más grave central que no se está localizando, y los otros casos es que los niños que hospitalizamos porque comienzan a dejar de comer, hacen cuadros de complejos, digamos, tienen problemas alimenticios pero también de depresión, de ansiedad, mojan la cama, se aíslan, es decir son problemas que superan la cuestión estética; ya las niñas que empezamos a ver que tienen problemas más de la imagen corporal tienen entre 12, 13 años de edad”. Ante el crecimiento de casos de depresión infantil y las enfermedades mentales, ha quedado al descubierto la necesidad de contar con las áreas y el equipo necesario para su adecuada y oportuna atención. “Es importante que sea un grupo interdisciplinario el que pueda atender a estos niños, digamos una nutrióloga, una psicóloga, un psiquiatra infantil. No hay en nuestro Jalisco un hospital psiquiátrico para niños, sólo existe uno en la Ciudad de México, está centralizado; no tenemos áreas de hospitalización, en el Hospital de Pediatría nos permite hospitalizar niños con daños en su conducta emocional o mental, pero esto nos pone en un riesgo, porque no es adecuado, porque no contamos con la infraestructura adecuada, con los recursos adecuados; en Jalisco no hay un lugar público para hospitalizar a niños menores de 15 años con enfermedades mentales o emocionales”, lamentó el especialista. Si bien la atención de los padres e integrantes de la familia es básica para la recuperación de los menores que sufren de depresión, el doctor Flores Tinajero recomienda poner en práctica lo que han llamado “factores protectores para niños y adolescentes”. “Sugerimos llevar a los menores tres veces por semana a deporte, dos veces por semana a actividades artísticas y jugar con ellos una vez por semana juegos de mesa en familia”, estas acciones aparentemente sencillas son fuertes herramientas de protección

Llanto en la depresión
¿Depresión o depresiones?

INDICENO EXISTE UNA SOLA DEPRESIÓN.RASGOS COMUNES A LOS TRASTORNOS DEPRESIVOSTIPOS DE TRASTORNOS DEPRESIVOSSiete tipos de …

TOC rumiación obsesiva
(TOC) Trastorno Obsesivo Compulsivo

​Para mi hablar de la obsesividad (TOC) es hablar de una vieja enemiga a batir.A la que me encuentro cada día enfrente …

Trabajo Remoto Consulta Sevilla
Trabajo remoto: ¿cómo organizar eficazmente a los equipos virtuales?

El modelo de trabajo remoto permite a las compañías reducir costos a través del ensamble de equipos virtuales. Las distancias …